jueves, 19 de julio de 2012

Escribir, esa dulce adicción.

Garabatea rápidamente en la hoja. Los firmes trazos de su Bic color azul marino dan vida a las acciones de sus personajes de turno.
Un punto y aparte permite meditar al lector ante las acciones de la protagonista.
Una coma le concede un respiro, mientras busca una palabra que no la obligue a repetirse.
El genio arde, parece consumir la hoja de papel que tiene ante sí.

De pronto, la nada misma.
Los minutos pasan y el río azul ha dejado de correr.
La historia ha dejado a la princesa al borde del precipicio, sin rescate.
Los renglones esperan, con temeroso silencio, a ser llenados.
La re-lectura obligada del breve avance no ilumina tampoco.


Pero sin mayores consecuencias o cargos de conciencia, la princesa es dejada clavada alli, en aquel tiempo y espacio de papel, y nunca más se pone en tela su rescate.




Pero alguien salta para salvarla. No a ella, sino al autor.
Un geniecillo en llamas que se aposenta sobre nuestro hombro (izquierdo o derecho, segun el genio) e ilumina nuestra mente con un trocito de luz



Vuelve la inspiraciñon, insensible, a arrastrarnos en otro torbellino de aventuras, a crear nuevos seres, nuevos escenarios.

Porque es escribir no es más que la más dulce de las adicciones.




12 comentarios:

  1. Para mí escribir sí es una adicción. He leído tu post de la depresión y yo también estoy saliendo de una. Estoy de acuerdo con lo que dices. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que estes encontrando la salida tu también Susana. Animo!
      Besotes!

      Eliminar
  2. ¡Hola! muy buenos los consejos del post anterior, poco a poco pero funcionan, al menos obligan a levantar el trasero del sillón...
    Escribir no siempre apetece pero reconozco que es poner las manos sobre el teclado y hay tantos personajes que no sabes que historia contar primero.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asi es Alondra, no siempre apetece, pero cuando arrancas, ya no puedes detenerte.
      Besos y cariños!

      Eliminar
  3. Sí es una adicción!! jeje Sólo hay que dejarse llevar... la inspiración siempre termina por llegar. Cariños amiga!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tarde o temprano, aunque mejor temprano que tarde jaja!
      Besos y cariños para ti tambien Lady!

      Eliminar
  4. Ayalen me identifico con tu texto; escribir si es una adicción!!! lo expresaste muy bien.
    Me ha gustado este fragmento: "Vuelve la inspiracion, insensible, a arrastrarnos en otro torbellino de aventuras, a crear nuevos seres, nuevos escenarios". Así es.
    Algunas veces me ocurre que se me congelan las ideas... y hoja en blanco.
    Feliz día del amigo! pasa por mi blog hay un regalo para ti

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La hoja en blanco es definitivamente mi peor enemiga, y de mis personajes!
      Besos Rosa, gracias por pasar por mi rinconcito.
      Y gracias por el regalito!!

      Eliminar
  5. Es una adicción dulce y placentera, tú lo has dicho maravillosamente. Felicitaciones.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rafael :D aprecio mucho tu opinion, gracias!

      Eliminar
  6. Escribir...dulce sensación que llena de paz y alegrías el corazón...bella entrada, te felicito....buenas noches

    ResponderEliminar